jueves, 24 de enero de 2008

Barrios de Buenos Aires, la Boca

Vamos a realizar en estos días un recorrido por la ciudad de Buenos Aires, recorriendo cada uno de sus barrios más emblemáticos y adentrándonos en sus rincones más pintorescos e insólitos.

Después de mi estancia en Buenos Aires el mes de Noviembre del 2007, me quedan numerosos recuerdos imborrables de los que guardo un gran cariño, y por supuesto cientos de fotos.

Os ire contando poco a poco algo de historia y publicaré también alguna de mis fotos preferidas.

Voy a comenzar con el Barrio de la Boca.

La Boca es un barrio de gente trabajadora, con vocación marinera, de calles irregulares y de veredas altas que resguardan las viviendas de eventuales inundaciones. Algunas de sus casas son de madera y cinc, otras de chapa y pintadas con colores muy intensos, los conocidos “Conventillos”. Es un barrio diferente al resto de Buenos Aires, siendo una zona de inmigrantes donde es posible encontrar comunidades de italianos, griegos, yugoslavos y turcos.


Los habitantes de La Boca fueron siempre divertidos, ruidosos y melancólicos.
En el barrio han nacido cantores, músicos, poetas y artistas plásticos, muchos de los cuales han ocupado lugares relevantes en la preferencia popular.


La Boca tiene una zona de actividades portuarias que es la correspondiente a la ribera, la que se divide en dos tramos: Ribera del Riachuelo y la Dársena Sur Portuaria.


La primera posee galpones, depósitos y talleres pertenecientes a empresas que aprovechan las cercanías del ferrocarril para transportar su mercadería. La zona más visitada es la Vuelta de Rocha, recodo del Riachuelo, que se asemeja a un pequeño estuario. En su costa se encuentra el viejo "Vapor de la Carrera" embarcación que unía diariamente las ciudades de Buenos Aires con Montevideo, hoy transformado en una tienda de regalos, antigüedades y restaurantes.


En las inmediaciones se encuentran los puentes Nicolás Avellaneda, recorrido permanentemente por un intenso tránsito automotor y el antiguo trasbordador de hierro construido a principios del siglo XX que se encuentra fuera de funcionamiento, cuya imagen representa al barrio.
La Dársena Sur es una prolongación artificial del Riachuelo, y es el lugar donde atracan las embarcaciones que transportan pasajeros a Uruguay.



La calle Necochea es famosa por sus cantinas, bares y fondas, donde se come exquisita comida italiana, con música y bailes. En las calles Brandsen y Suárez se encuentran las cantinas especializadas en pastas y mariscos, que atraen a los turistas hasta altas horas de la noche.


La calle Caminito es el lugar más preciado de La Boca. De apenas 100 metros de longitud, con calles de adoquines, murales, cerámicas y distintos adornos, es un paseo peatonal que recrea a los antiguos conventillos pintados de colores vivos y con la ropa tendida en sus ventanas. Por esta calle transitó Juan de Dios Filiberto, quien luego escribió el tango que lleva su nombre.


La iniciativa de ponerle "Caminito" a la calle surgió de su amigo el artista Benito Quinquela Martín.
Sobre esta calle se ubican artistas y artesanos que vender pinturas y souvenirs con temas alusivos al tango y al barrio. También es una zona donde se concentran artistas callejeros representando personajes locales que cantan tangos famosos acompañados por una guitarra o un bandoneón como así también parejas bailando un tango. Es una calle turística, no solo visitada por los extranjeros, sino por argentinos de todo el país.


El Club Atlético Boca Juniors, ubicado en Brandsen 805 es uno de los clubes de fútbol más importantes del país y fue fundado por cinco jóvenes habitantes del barrio de la Boca en 1905.

El nombre de la institución fue tomado directamente del barrio, pero se le agregó la palabra "Juniors" que le daba a la denominación algo más de prestigio, contrastando con la fama de "barrio difícil" que se había ganado la Boca por aquel entonces. Choca esto con la miseria y pobreza que se respira en general es sus calles menos conocidas, donde cualquier rincón es válido para que un grupo de chavales recuerden junto a un balón su ídolo, Diego Armando Maradona.


Os dejo con un recorrido algo más visual...a ritmo de tango!