sábado, 30 de mayo de 2009

para los que se van, los que se quedan y los que vendrán!



En la vida tenemos mil cosas
que son grandes, sublimes y hermosas,
que ennoblecen y alegran el alma
alentándonos el corazón.

Pero hay una, sutil y suprema,
que nos llega tranquila y serena,
es hombría y lealtad,
sentimiento y bondad,
es sublime, se llama amistad.


Amigos que yo quiero
escuchen este tango,
que lleva entre sus notas
un apretón de manos.

Fue escrito con el alma
pensando en la amistad
con lágrimas lo canto
por lo que ya no están.

Alcemos nuestras copas,
aquí en el viejo bar,
que mientras haya amigos
dan ganas de cantar.


La existencia si es negra condena,
con amigos parece verbena,
sin amigos no vale la pena
en esta vida llena de dolor.


Los amigos igual que poetas
tienen hondas ternuras secretas,
acerquémonos más a la noble amistad
que nos llena de fe y de bondad.




¡¡¡Buena Suerte Marta!!! te echaremos de menos...

2 comentarios:

Campanita de BarZaires dijo...

Ana, preciosas tus dos entradas, tanto Benedetti como este tango Amigos que yo quiero, y tu eres de esas personas que se hacen querer, es una bonita entrada para una despedida que será un hasta luego, ya que a los amigos nunca se les despide del todo, siempre están ahí sin espacio ni tiempo.

Me alegre mucho de verte de nuevo, y poder hablar un ratito, eso recarga las pilas, y sirve hasta que nos volvamos a encontrar.

Un beso enorme Ana guapa!!!!!

Ana Chéliz dijo...

Gracias Campanita! yo tb me alegré mucho de volver a verte y poder hablar un ratito. Seguro nos vemos de nuevo este finde!!
Un abrao y beso enormeeeeeeeesss