lunes, 11 de febrero de 2008

Amor y magia, hay una mezcla mejor?

De nuevo Coelho nos da una lección magistral sobre la vida y el amor en su libro Brida, me quedo con estos fragmentos:


"tengo miedo de comprometerme" pensó Brida.
Querría recorrer todos los caminos posibles, e iba a acabar no recorriendo ninguno.
Ni siquiera en lo más importante de su vida, el amor, había conseguido ir hasta el final; después de la primera decepción, nunca más se entregó por completo. Temía el sufrimiento, la pérdida, la inevitable separación. Claro, estas cosas están siempre presentes en el camino del amor: y la única manera de evitarlas era renunciando a recorrerlo. Para no sufrir, era preciso también no amar.


Son valientes aquellos que toman decisiones con miedo. Que son atormentados por el demonio a cada paso del camino, que se angustian con todo lo que hacen, preguntando si están equivocados o no. Y aún así actúan.


Carnaval 2008 a ritmo de tango



Como no podía ser menos, mi escuela de tango La Galería, organizó este pasado sábado una espectacular milonga de disfraces en la sala decadance del teatro-cine Eliseos.


Al puro estilo milonguero de Buenos Aires, tanto por la música, como por la majestuosidad de la sala, bailamos y bailamos tangos y milongas hasta altas horas de la madrugada, entre máscaras, pelucas, plumas y disfraces...fue muy bonito y especial.



Rocío desde lo alto de la sala controlando la milonga, en más de una ocasión se transportaría con la mente a esas grandes salas y milongas que en breve disrutará de nuevo, para envidia del personal.

Hubo risas, muchas risas, y sobre todo muy buenos disfraces, unas guapas cabareteras-tangueras, mucho gentlemen, y un arbitro que bajo la unanimidad de mis amigos ganó el premio al mejor personaje puesta en escena: Fernando Torres!






También hubo misteriosos personajes que hasta el último instante no desvelaron su identidad, hubo sorteo de unos maravillos zapatos de tango argentinos, premios al mejor disfraz y máscara, y en general hubo magia esa noche, magia milonguera de la que hace tiempo no sentía.

Esperamos poder volver a repetir pronto el bailar en esa maravillosa sala, ya que fue una noche preciosa, gracias Estrella y gracias Rocío.